Entre tierra y mar, actividades para sus vacaciones en familia, para algún fin de semana en pareja, o para los amantes del deporte.
Bidart, un auténtico pueblo vasco junto al mar, le invita a conocer sus seis playas, que se extienden a lo largo de 5 km, y que cuentan con vigilancia en temporada.

Bidart conquista a los más deportistas, tanto a los fans del océano como a los que prefieren tener los pies sobrela tierra.

Disfrute  deslizándose  por  el  agua  en las  playas  de Bidart,  bien surfeando,  o  bien haciendo tabla larga, bodyboarding o surf de remo... solo o con la ayuda de alguna de las escuelas de surf.

Los  amantes  del  golf podrán  probar  uno  de los más  prestigiosos  campos de la  costa  vasca,  con  el Centro Internacional de Entrenamiento de Ilbarritz, y un recorrido de nueve hoyos con vistas al océano.

También se puede, durante todo el año, darle a la raqueta en el Club de Tenis de Bidart, e iniciarse en la pelota vasca en el Gran Frontón, con los jóvenes de la Kostakoak y Patxi, del taller Ona Pilota.

Si su familia ama la naturaleza, llévela a conocer Bidart recorriendo a pie los siguientes caminos: el punto de partida  del  Sendero  del  Litorial  de  la  playa  de  Erretegia,  las excursiones  de  la  asociación  Menditalde,  y  un  magnífico  paseo  botánico  que  muestra  uno  de  los  últimos bastiones de landa de esta costa.

Si prefiere más emoción, Trial Thunder organiza excursiones accesibles para todos a bordo de e­tricks, unos vehículos  ecológicos  de  última  generación.  ¿Le  gustan  los  quads?  Visite  el  interior  y  la  montaña  vasca,  o diseñe su propio circuito en quad.

Para terminar, saque partido al saber hacer local, visitando los talleres de los artesanos cuchilleros vascos, y deguste  las  deliciosas  especialidades  del  Molino  de  Bassilour:  pasteles  vascos,  pasteles  sablés,  hogazas, panecillos de maíz, etc.